6 consejos para una sesión de fotografía infantil

Tener un reportaje fotográfico de los hijos es un deseo prácticamente universal. Los niños tienen muchísimos registros y resulta muy divertido realizar sesiones de fotografía porque cada uno de ellos es único. Pero cuando se trata de los peques, ya sea para un trabajo o a nivel personal, la sesión puede acabar de forma completamente diferente a como la habías planeado. Por eso, para sacar el máximo partido a la situación, merece la pena conocer una serie de consejos para una sesión de fotografía infantil. Con ellos puedes llegar a capturar los momentos más inolvidables de los más pequeños de la casa.

Hay que diferenciar entre sesiones para bebés, que dependen completamente de la madre, y las de los niños que son autónomos y pueden realizar cualquier travesura.

Si hablamos de un recién nacido, hay que procurar tenerlo siempre en un ambiente cálido y protegido. Puede ser en casa o en un estudio profesional especialmente acondicionado. Si la idea es tomar fotografías en exteriores, mientras esté expuesto a luz solar lo mejor es aplicar protector con un alto factor de protección. Las luces de la mañana y del atardecer son las mejores. A partir del año y medio pueden hacerse con varios niños de diferentes edades.

Cómo hacer que la sesión infantil sea perfecta

Una sesión de fotos puede durar una hora o una hora y media. Crear un ambiente adecuado fotografiando momentos auténticos hará que transmitan su verdadera personalidad y se relajen. Con estos consejos será más fácil.

✔️Hacer las fotos como un juego. No hay que forzarles a posar ni a sonreír porque pueden enfadarse. Las mejores fotografías no se planean, salen con espontaneidad.

✔️Buscar el mejor momento. No deben estar de mal humor, con hambre o sueño. Lo mejor es pillarles en el momento justo, durmiendo o haciendo alguna travesura, sin que ellos se enteren.

✔️Preparar la ropa del niño. En función de la localización y el escenario, deberás elegir unos tonos u otros. Según la temática que quieras dar al reportaje, puedes vestirlos con ropa propia o hasta disfrazarlos. De esta manera, se consigue una sesión muy variada.

✔️Fechas importantes. Los reportajes para eventos como comuniones, bautizos o eventos familiares es recomendable hacerlos dentro del estudio del profesional con la ropa que llevará ese día.

✔️Buscar las poses. Para que todo salga bien, deben estar cómodos, y para ello es bueno que tengan objetos propios que los hagan sentirse en un ambiente familiar. Con la confianza, empezarán a ofrecernos poses increíbles y mirarán a la cámara con más facilidad.

✔️El flash. Los niños no están acostumbrados a las cámaras. Si son muy pequeños, el efecto del flash puede asustarles.

Elegir un buen profesional

Estos son algunos consejos para una sesión de fotografía infantil perfecta. Pero uno de los más importantes es elegir el profesional adecuado, que se relacione muy bien con tu hijo, que le comprenda y se entienda con él. En Izaskun Eldua Fotógrafa tenemos experiencia en sesiones de fotografía con niños de todas las edades. De hecho, realizamos fotografías de bodas, comuniones, sesiones para embarazadas y fotografía infantil. Contacta con nosotros y pide tu presupuesto.

Sin comentarios

Añadir un comentario