Qué hacer si a tu hijo no le gustan las fotos

Las sesiones de fotos con niños son un recuerdo único para toda la vida. Pero no siempre conseguimos que los más pequeños de la casa quieran posar o estén a gusto durante las fotos. ¿Qué hacer si a tu hijo no le gustan las fotos?

Desde estas líneas te vamos a dar una serie de consejos para conseguir que tus pequeños participen e interactúen en las sesiones. Así, obtendremos un resultado satisfactorio para todos.

Apuesta por una sesión de fotos de exteriores

  que hacer si a tu hijo no le gustan las fotos Cuando hablamos de niños, sobre todo pequeños, el realizar fotos en una zona exterior gana enteros. Es una de las mejores opciones para que estén cómodos y el tiempo pase de manera más amena.

Además, tiene multitud de ventajas que favorecen un resultado incomparable.

✔️La luz suele ser la natural, evitando así que tengamos que usar la artificial, aligerando también el material que se precisa.

✔️No existe limitación de espacio, pudiendo aprovechar diversos escenarios en un mismo lugar. Esto permite crear diferentes ambientes, enriquecer la sesión y dar un valor añadido al cliente.

✔️El clima, aunque cambiante, permite un resultado óptimo en cada caso. Podemos jugar con las horas centrales de más luz solar, atardeceres, amaneceres, etcétera.

✔️Jugar con los planos que usamos los fotógrafos es otra de las ventajas de este tipo de sesiones, lo que te dará un material mucho más completo.

✔️Si nos focalizamos en los niños y en su predisposición a posar, haciendo el shooting en exterior conseguimos que se sientan más libres. Tanto en la playa como en el bosque o en cualquier otro espacio, los más pequeños pueden correr, saltar y jugar como si de un momento lúdico más se tratase. Esto favorece la espontaneidad.

✔️Con respecto al punto anterior, conseguiremos instantáneas muy naturales, captando la esencia de cada protagonista, sobre todo de la infancia. Esto es más difícil de conseguir con fotos en estudio cerrado.

✔️La cantidad de perspectivas también aumenta en exteriores. Podemos captar fotos en movimiento, con más o menos lejanía, que son ideales para reportajes de cierta envergadura y sesiones donde los protagonistas son los niños.

Una sesión de fotografía infantil, un recuerdo para toda la vida

Captar diferentes momentos de la vida de los más pequeños es, sin duda, un recuerdo imborrable y que perdurará en el tiempo. Podemos inmortalizar cumpleaños, nacimientos, interacciones entre hermanos o, simplemente, hacer fotos donde se vaya viendo el crecimiento. Nuestra vida se compone de pequeños instantes que forman una historia propia. Es por ello que tener instantáneas que capten la esencia de esos momentos no tiene precio ni se puede explicar con palabras.

En Izaskun Eldua te invitamos a conocer nuestro trabajo con detalle. Para ello puedes visitar nuestra página web. Allí podrás ver como trabajamos y te daremos consejos sobre qué hacer si a tu hijo no le gustan las fotos. Somos expertos en sesiones de familia e infantil, desde el nacimiento hasta la comunión. Queremos formar parte de los momentos más importantes de vuestra vida. Queremos contar vuestra historia en imágenes con nuestro saber hacer.

¡Si nos dejas hacer magia con la cámara, no te arrepentirás!

Sin comentarios

Añadir un comentario