newborn verano

Inmortaliza el momento con un reportaje de foto newborn en verano

La llegada de un bebé es uno de los momentos más importantes en la vida y poder inmortalizar sus primeros días a nuestro lado es único. La fotografía de recién nacido tiene una serie de características que la hacen muy especial. Y, a pesar de que en muchas ocasiones se puede confundir, no es igual que la fotografía de bebé. Estos meses, en los que el trabajo disminuye y el día se hace más largo, son idóneos para apostar por tu foto de newborn en verano. Así, puedes aprovechar las vacaciones para hacer un hueco y deleitarte con un primer momento íntimo con tu bebé.

Desde que abrimos la puerta de nuestro estudio, hemos fotografiado a más de 2000 recién nacidos, convirtiéndonos en un referente de calidad y trato cercano.

¿Por qué es tan exclusiva la fotografía de newborn?

Este tipo de fotografía cuenta con una serie de peculiaridades que se deben tener en cuenta a la hora de contratar una sesión. Lo más recomendable es que reserves antes de que nazca tu bebé, ya que el mayor éxito de estas sesiones se consigue cuando el recién nacido tiene entre 8 y 14 días.

Esto se debe a que los bebés que cuentan con poco tiempo de vida tienen unas características que se pierden rápidamente tras pasar las primeras dos semanas. Algunos de los rasgos que posee un recién nacido son:

✔️ Mantiene su posición fetal. Esto quiere decir que todavía posee la postura que tenía cuando estaba en la barriga de la madre.

✔️ Duerme mucho más, lo que puede ser beneficioso, ya que puedes captarlo dormido y es mucho más sencillo a la hora de fotografiarlo. En las etapas posteriores, su sueño comienza a ser menos profundo y pasa más horas despierto.

✔️ Es mucho más flexible, lo que permite poder realizar una serie de posturas que tiempo después podrían resultar incómodas para el bebé debido a la rigidez que va adquiriendo.

✔️ Todavía conserva el bello, como el de la espalda, y la piel rosada, en ocasiones con pequeñas costras, que tiene a la hora de nacer y que se va perdiendo con el paso de los días.

Por ello, es una sesión tan exclusiva y que requiere de una organización previa. De hecho, no solo puede variar el resultado final en cuestión de días, sino también la comodidad y la seguridad del bebé (en lo referido a la adopción de ciertas posturas, que tras pasar este periodo no son tan naturales).

Una de las opciones que solemos recomendar es que reserves teniendo en cuenta la fecha posible del parto, ya que tenemos un número de cupos limitados. De esta manera, te asegurarás poder plasmar uno de los momentos más tiernos.

Ponte en buenas manos

Sabemos que un hijo es el mayor tesoro, es por ello que contamos con un equipo profesional que cuida al milímetro cada detalle, como el atrezo. Si quieres tener más información o reservar una sesión para conseguir la perfecta foto de newborn en verano, visita nuestra web o mándanos un correo.

Sin comentarios

Añadir un comentario